Menu TOP

nbarrera

Natalia Barrera tiene 24 años y se tituló el 2013 de la carrera de Relaciones Públcias DuocUC sede Viña del Mar.   Actualmente se desempeña como Encargada de Relaciones Públicas y Comunicaciones en el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, donde, señala, puede desarrollar tanto su profesión como su amor por el servicio a los más desprotegidos.

 

1. ¿Cómo es trabajar en el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios?

El Sanatorio Marítimo San Juan de Dios es un hospital que entrega rehabilitación integral a niños y jóvenes portadores de daño neurológico severo, los cuales viven en este centro, ya que han sido derivados por los Juzgados de Familia al encontrarse con sus derechos gravemente vulnerados.

Mi trabajo en este centro asistencial viñamarino consiste en  gestionar la comunicación institucional, pero sobretodo, día a día me formo como una fundraiser, y mi objetivo fundamental es lograr, a través de las relaciones públicas y las estrategias de marketing social, alcanzar los objetivos de recaudación de fondos (donaciones) que permitan la estabilidad financiera de esta obra.

El área social siempre ha sido un punto importante en mis intereses, ver las grandes necesidades de los más desprotegidos de la sociedad, es algo que nunca deja de impactarme.

En mi época escolar participé en una organización comunitaria llamada EKOSOL, ahí descubrí mi vocación de servicio.

Al unir ésto a mis talentos de liderazgo, organización y persuasión, decidí en 2008 estudiar Relaciones Públicas M/Marketing, una carrera en la cual adquirí las herramientas que me han permitido dar lo mejor de mí en beneficio de los demás.

 

2. ¿Cómo llegaste a desempeñarte allí efectivamente?

Luego de postular a varias prácticas profesionales, me frustré mucho al no conseguir una que me interesara al 100%, hasta que me llamaron del Sanatorio Marítimo San Juan de Dios.

No sabía muy bien su trabajo, pero al averiguar la hermosa labor que realizaban con niños con múltiples discapacidades, en su mayoría abandonados, mi respuesta automáticamente fue .

Próximamente cumpliré 2 años en la Institución, y he puesto en práctica todo lo aprendido durante la carrera.  Sobre todo, he adquirido la habilidad de gestionar y generar redes de contactos que me permitan lograr sin presupuesto importantes objetivos.

Llegué al Sanatorio cuando muy pocos recordaban que aún existía. Ahora, si algo me recompensa, es que sé que su notoriedad en Viña del Mar ha aumentado, y son muchas las personas que no sólo lo conocen, sino que donan desinteresadamente.

 

3. ¿Combinas tu actividad profesional con actividades paralelas (no remuneradas) en tu área disciplinar? ¿Por qué? Y, ¿qué te aportan?

Sí, me encanta ser activista. Hace algún tiempo conocí Regalos de Esperanza, institución de voluntarios que trabaja en la protección de la infancia vulnerable de Viña del Mar, y he decidido trabajar como Relacionadora Pública voluntaria. ¿Por qué?, porque ayudar me llena el alma y contribuye a mi realización personal.

Si tuve la oportunidad de estudiar y hoy ser profesional, es mi deber contribuir a la sociedad donando mi tiempo, mis conocimientos y mi trabajo.

 

4.  ¿Consideras que, profesionalmente, has logrado lo que querías, o en cambio, estás en un continuo proceso de redescubrimiento profesional?

Me encanta lo hago, y realizo mi trabajo con pasión y profesionalismo, siempre dando lo mejor de mí, pero sé que sólo es el comienzo.

Creo que la vida es una continua búsqueda, y lo que me gusta de mi profesión es que posee un gran campo de acción, “todo comunica”, así que en todo podemos encontrar una oportunidad de aprender, crecer y potenciar nuestra carrera profesional con nuevas experiencias laborales.

 

5.  ¿Qué es lo que más recuerdas de tu sede?

La alegría, las anécdotas y el apoyo de mis compañeros, siempre como equipo logrando pasar cada desafío.

Las clases con excelentes docentes (José Luis Meza y Andrea Anton), tan cercanos que hoy ya son amigos. Y la calidad humana del personal de DuocUC, siempre preocupados de contribuir al desarrollo de los estudiantes, para que sean grandes profesionales.

 

6.  ¿Qué consideras que es fundamental para ser un buen profesional de tu área?

“Ser PRO, pero siempre humilde”.

Tener pensamiento estratégico, adaptabilidad a los cambios. Ser proactivo, responsable y eficiente.

 

7. ¿Algún saludo especial?

Un saludo muy especial a los alumnos de la carrera de Relaciones Públicas, espero que como yo, cada día se encanten con esta profesión.

 

Ojalá que mi experiencia los motive a ver el área social como una opción laboral.   Son muchas las organizaciones que necesitan su energía y sus ideas innovadoras, en beneficio de nobles causas que buscan vivir en una sociedad mejor.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien