Menu TOP

Publicidad y Trabajo en Equipo: “La Confianza, clave del éxito”

Por Rita Cerna Cáceres – Magíster en Comunicación, Universidad Diego Portales, Diplomada en Marketing Estratégico, Duoc UC, Relacionadora Pública, Duoc UC y Duoc UC. Docente Adjunto carreras de Comunicación, Duoc UC sede Plaza Vespucio.

rita cernaEl trabajo en equipo es un tema ampliamente abordado por diversas disciplinas y destacados especialistas; a mi modo de ver, esencial en nuestros tiempos para crecer y desarrollarnos profesionalmente además de enriquecernos como personas. Sí, porque en la medida que nos abrimos al saber y experiencia de otros, damos paso a un mundo nuevo y a un campo de experiencias que nos permite ampliar nuestras propias fronteras.  Reconocemos en esta apertura que no somos dueños de la verdad absoluta y que la visión que podamos tener sobre un tema en particular es propia y no representativa. Por tanto, reconocemos no sólo que necesitamos de otro que nos enriquezca con su conocimiento sino también apreciamos y agradecemos su generosidad y valor agregado que nos aporta.

El profesor Alejandro Moraga, docente instructor de Duoc UC sede Plaza Vespucio, Publicista y Director Creativo con más de 20 años de trayectoria en agencias publicitarias nos comenta:  “…trabajar en equipo es sin duda la base de la publicidad, ya que por definición es la suma de muchas disciplinas, como el diseño, la pintura, la redacción, el MKT, etc. Entonces se hace indispensable generar grupos de trabajo; ahora otra arista es el pimponeo es decir crear o idear conversando, pero es un trabajo de grupo o como mucho duplas”

Al hablar de trabajo en equipo, pensamos más allá de nosotros mismos, involucramos a otras personas quienes están inmersas en un contexto y temáticas afines a la nuestra aunque ello no implique que compartamos un espacio común. Además de las personas, al pensar en un equipo debemos también mirar la empresa, en este aspecto, Rafael Echeverría señala que la empresa tradicional ha cambiado y coloca en cuestionamiento que la antigua estructura logre garantizar en estos tiempos, los rendimientos máximos del trabajo y sacar el potencial productivo de los funcionarios y trabajadores.   A continuación, los principales criterios que mueven la actividad productiva de la empresa tradicional:

tabla rita

Según Echeverría, la empresa del siglo XXI ha debido enfrentar diversos desafíos lo cual ha contribuido al cambio en la naturaleza de la organización moderna. Entre estos:

Factores del entorno:[1]

  • Aceleración del cambio
  • Globalización de los mercados
  • El incremento de la competitividad y
  • El efecto de las nuevas tecnologías.

Responder a las condiciones internas de la empresa.[2]

  • Cambios en el carácter del trabajo: Trabajo no manual que se sustenta en las destrezas intelectuales más que en las físicas.
  • Crisis del mecanismo de regulación del trabajo: El mando y el control obedece a un paradigma bajo el cual un profesional diseña y sabe y el resto ejecuta. Pero en el caso del nuevo paradigma quienes más saben muchas veces de cómo debe hacerse el trabajo es el propio trabajador o funcionario más que los propios jefes.

Como podemos inferir, el contexto organizacional actual se sustenta principalmente en el conocimiento, lo cual hace más compleja la problemática de la productividad. Ello porque no sabemos cómo incrementar la productividad del trabajador del conocimiento y no sabemos tampoco cómo gestionar el conocimiento como tal.[3]

Cuáles son las claves entonces de la nueva empresa y del trabajo en equipo?

Según Rafael Echeverría, la Confianza será la Viga Maestra de la Empresa del Futuro, actualmente el jefe no puede sólo mandar y controlar dado que los trabajadores son muy diferentes, con distintas formaciones y muchas veces con mayor conocimiento en cierta área que la del mismo superior. El miedo propio de la empresa tradicional ha perdido fuerza y territorio ya que lejos de expandir la capacidad productiva de las personas la contrae. Sobre todo si se trata de empresas del área creativa, de innovación en los que estén incluidos procesos de aprendizaje.[4] Un ejemplo que viene inmediatamente a mi mente es el caso de la Publicidad. Los profesionales de esta área no podrían trabajar bajo el sistema del miedo y la fuerza porque sencillamente no fluiría la sabia creativa tan importante en la disciplina. La confianza, es el fundamento de toda relación social que no esté sustentada en la fuerza. La confianza muchas veces es una relación que no se sustenta entre iguales. En las relaciones de confianza el poder se ejerce por autoridad, sin recurrir a la fuerza. En este caso el poder lo otorgan los mismos sobre quienes ese poder se aplica. En este contexto la autoridad es un poder conferido y puede ser revocado cuando se pierde la confianza.[5]

IDEAS FINALES

Para culminar este trabajo me gustaría rescatar las principales ideas que pueden conducir la reflexión de los futuros publicistas que están por ingresar al mundo laboral, ello con el ánimo de aportar para una mejor inserción a este mundo cada vez más competitivo:

Creo que la base y fundamento de un trabajo en equipo es la confianza, ya que permite a todo ser humano moverse y existir en un marco relacional. La confianza como sentimiento genera una energía y fuerza muy positiva y posibilita a la acción. Debemos tener claro que la confianza primero parte en nosotros mismos, en nuestras capacidades, luego trasciende al entorno más cercano, familia y trabajo, dentro de éste, confío en mis colegas y en la institución a la cual pertenezco. Ello es lo que realmente permite el desarrollo de las personas al interior de la organización y el trabajo en equipo. Asociada a la Confianza, podemos reconocer las siguientes ideas que voy a enumerar:

  1. Relacionarnos entre las personas: La confianza permite el acercamiento a otro, a mis pares, colegas, amigos. Establecer relaciones.
  2. Intercambiar ideas: La persona que tiene confianza en sí mismo y en su entorno es capaz de expresar lo que piensa y siente. Proponer ideas sin miedo y con ello contribuir al desarrollo del equipo de trabajo.
  3. Constructo colectivo: En la medida que las personas son capaces de dialogar, compartir ideas y desarrollar proyectos comunes, comenzamos a generar un constructo común muy positivo para la organización y su clima laboral.
  4. Finalmente, estamos en la era del conocimiento:   Coincido en que ésta es una época que requiere de especialistas. Personas que conozcan de una materia específica, no obstante yo agregaría que también es necesario sumar la práctica de aquello que sabemos. En síntesis saber hacer lo que conocemos, hacerlo bien, atendiendo a las necesidades de la empresa y en los tiempos adecuados.

 

 

[1] ECHEVERRIA Rafael. La Empresa Emergente, La Confianza y los desafíos de la transformación. Buenos Aires, Gránica,2005, p. 41

[2] Ibid, p. 44

[3] Ibid

[4] Echeverría, R (apud, DRUCKER, Peter)

[5] Ibid p. 106-107

[6] Ibid p. 109

, , , , , , ,

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien